Es muy probable que te hayas anotado en la carrera porque te gustaron las materias, o porque a diferencia de Economía, no tenía matemática. Más allá de esto, cuando te imaginaste recibiéndote, lleno de huevos y harina, te imaginaste de qué ibas a trabajar o en qué te ibas a desempeñar.

Desde Alternativa Académica CBC queremos contarte un poco cómo viene nuestra disciplina, cada vez más solicitada desde los medios, la gestión pública, las empresas, la investigación, para que cuando alguien te pregunte si estudias para ser presidente, tengas un par de herramientas para explicar, por lo menos, cómo pensás llegar hasta ahí.

Principalmente una persona licenciada en Ciencia Política estudia las relaciones de poder  implícitas o explícitas, entre la autoridad y los individuos, los grupos y las organizaciones; y las estructuras, procedimientos de los diferentes sistemas políticos.

En otras palabras, un/a graduado/a será capaz de interpretar las interacciones que se dan en distintos niveles de la sociedad, y a partir de esto, realizar el diseño e implementación de instituciones y organizaciones a través de las cuales se llega a decisiones políticas, para luego evaluar su dinámica y eficacia.

Para esto, la carrera tiene diferentes orientaciones, que se van delineando respecto de las materias optativas y seminarios que elijas durante la cursada: Relaciones Internacionales, Política Comparada, Política Latinoamericana, Opinión Pública y Análisis Político, Teoría y Filosofía Política y Estado, Administración y Políticas Públicas. Ahora te vamos a contar un poco cuáles serían las salidas laborales de cada una.

Si lo que te motiva tiene que ver con la política exterior, el Instituto de Servicio Exterior de la Nación (ISEN) es lo tuyo. Es el lugar donde se forman los futuros integrantes de la cancillería o las embajadas. En cuanto a la investigación y la docencia, se puede desarrollar en varias temáticas de la disciplina, haciendo hincapié en continuar la formación académica mediante maestrías, posgrados y doctorados.